La productividad

3 PASOS DE CÓMO SER MÁS PRODUCTIVO EN EL TRABAJO

¿Estás tan productivo cada día como usted sabe que puede ser? ¿o puedes hacer que todos los días te sientas increíblemente productivo? porque hay personas se preguntan ¿dónde se fue todo el tiempo? Afortunadamente, hay maneras de asegurarnos que podemos ser más productivos.

El aumento de la productividad debe ser parte de cada uno de nosotros, personalmente creo que al ser más productivo significa que experimentamos un mayor sentido de realización personal, en nuestras relaciones con los compañeros de trabajo, gerentes, familia y amigos, como resultado de ser productivos.

Con esto en la mente ¿no sería fantástico si pudiéramos desbloquear la productividad potencial en nosotros mismos mucho más seguido?

Vamos a echar un vistazo a tan solo 3 pasos y ponerlos en práctica para mejorar nuestra productividad o la de nuestro equipo.

1 PASO. ADOPTA UNA ACTITUD CORRECTA

Antes que nada, para ser más productivo en el trabajo tenemos que adoptar una actitud que es compatible con la productividad. No basta con querer ser productivo. Sin paliativos, nuestro deseo de ser productivo en realidad puede ser contraproducente.

¿Discrepar? ¿Y si al final del día, no hemos conseguido ni la mitad de lo que queríamos? Empezamos a criticar.

La crítica conduce a la desmotivación, que a su vez repercute negativamente en nuestra capacidad de ser productivos. Debemos evitar a toda costa estar en esta situación.

¡Se la mejor versión de ti mismo!

En cambio, es mucho centralizar nuestra energía en cómo podemos mejorar nuestra productividad.

Es cierto, algunos días, sale a relucir la versión de nosotros mismos que, puede no ser tan productiva, como la de otros días, pero, hay un sin número de factores externos que no están dentro de nuestro control que afectan nuestra capacidad de realizar.

Si pensamos que HOY podemos ser la mejor versión de nosotros mismos, podemos aumentar enormemente la forma productiva de hacer las cosas, cuando estamos en el trabajo.

2 PASO. DAR PRIORIDAD, LA PRIORIDAD, PRIORIDAD

¿Harto de escuchar el disco rayado? pregunte a cualquier persona en su entorno de cómo ser más productivos y es más probable que la fuerza se hará hincapié en la necesidad de priorizar, si bien es un consejo de los abuelos, nunca ha sido más relevante.

Cuando estamos en el entorno del trabajo y al paso tan rápido de hoy en día, las tareas pueden aparecer a un ritmo más rápido de lo que podemos esperar para poder completarlas, por eso, debemos centrarnos en las tareas de alto valor.

Al incorporar el principio de <Pareto> en nuestra priorización debemos ser capaces de enfocar toda nuestra energía en el 20 % de las tareas que producen el 80 % de todo el valor potencial que es lo que genera el resultado.

Esto podría significar dejar pendientes algunas tareas en conjunto, con el fin de centrarse y enfocarse en esa gran tarea que devolverá diez veces el valor de las demás.

Para empezar a priorizar las tareas:

  • Recoge todas las tareas que usted tiene en su escritorio.
  • Averiguar cuáles son las tareas urgentes y que son importantes. (Por urgente, nos referimos a las tareas que hay que hacer en cuestión de horas o días para evitar graves consecuencias)
  • Decidir sobre el valor potencial de las tareas importantes.
  • Haga una valoración estimada de esfuerzo a la tarea.
  • Priorizar las tareas con una puntuación de mayor valor y una baja puntuación de esfuerzo.

El último paso, es formalizar su lista de prioridades de manera tal que, le ayude a organizar y completar la mejor valorada y dejar pendientes las que vamos a cubrir más tarde.

3 PASO. NO SUBESTIME EL PODER DE LOS PROCESOS

Nunca, nunca subestimar el poder de los procesos.

Soy el primero en estar de acuerdo que, en el quehacer diario, crear procesos suena complejo y aburrido, pero, una vez que empiezas, nunca mirar hacia atrás.

Se ha encontrado que:

Reducir la velocidad cuando se ha empezado con una tarea y hay interrupciones, para volver a completarla, toma dos veces más tiempo que cuando se comenzó.

Pasar horas pensando cómo hacerla ¡empiece! encontrara el camino.

Tenga siempre presente revisar las tareas a realizar para el siguiente día.

Si quieres ser productivo, debes considerar, la creación de un proceso formal para cualquier cosa que hagas y evitar hacerlas dos veces.

Debemos optimizar las tareas para aumentar la productividad

Mediante la creación y el uso de procesos claros (aparte de las ganancias de productividad simplemente mediante su uso) conseguimos volvernos contantes y generamos el hábito de hacer las cosas mejor y más rápido mediante un proceso simplificado. Descubrirá que tareas que normalmente le tomaban 3 horas para completarlas, ahora sólo lo hace en una hora solamente.

Posted in Sin categoría and tagged , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *